Nosotros

Félix Leguizamón

Nací en 1962. Me recibí de Licenciado en Psicología en 1992. Durante un año y poco trabajé en el campo de las adicciones, pero todavía seguía buscando mi rumbo. En Julio de 1994 conocí un niño con cáncer. En esa época ni siquiera sabía que un niño podía tener cáncer. Acompañé a este niño hasta su muerte, en diciembre de ese mismo año. Fue una experiencia transformadora en todos los sentidos y en todos los niveles. Entre muchas otras cosas implicó para mi el descubrimiento de una vocación, una primer faceta de mi daimón: acompañar a morir. Llevé a cabo esta tarea –“acompañamiento para un buen morir”- durante 4 años. Cada nuevo acompañamiento me confirmaba lo necesario de este trabajo para que la persona pudiese morir más consciente, más integra, más “liviana”, sin tantas situaciones pendientes o irresueltas. Y para que en la familia no quedase una herida irremontable.

En 1998 comencé a atender a un joven con cáncer que supuso una nueva dirección en mi trabajo. Trabajamos dos años juntos. Él fue quien abrió otro ciclo de 4 años en el que las personas que atendía no estaban en una situación terminal sino promediando su enfermedad o incluso, algunas, a poco de haber recibido el diagnóstico (mientras tanto seguía acompañando a morir). Fueron 4 años de gran  aprendizaje acerca del proceso que sigue el cáncer, sus diferentes manifestaciones, de aquello que produce en la persona y en su entorno.

Luego de 4 años –corría ya el año 2002- mi trabajo volvió a girar y además de acompañar a morir y de trabajar con personas con cáncer, comencé a atender personas transitando su mayor dolor, podría decir “un dolor de muerte¨. Podía ser el deceso de un ser querido, el fin de una relación o la pérdida de un trabajo. El punto en común era que aquello que se había depositado en ese “objeto” perdido, hacía que la magnitud del dolor fuese tal que no podía ser procesado, un dolor ante el cual la mente era incapaz de dar respuesta. Durante esta etapa muchas veces me encontraba pensando en lo que muchos investigadores señalan: que entre 3 y 5 años antes de la aparición del cáncer la persona vive un hecho traumático; hecho del cual no ha podido hacerse el correspondiente duelo.

Pasados estos 12 años (1994/2006), a los que considero como los de mi formación en la temática del cáncer, le siguieron otros 10 años en los que seguí profundizando en la experiencia de este trabajo, buscando y ajustando el modelo conceptual desde el cual abarcarlo y sostenerlo. Siempre sentí que una vez alcanzada cierta maduración en la tarea, iba a llegar naturalmente una etapa de mayor difusión de este trabajo. Entiendo que esa etapa es ahora.

Cabe consignar que en estos 22 años, además de personas transitando un cáncer, también atendí personas que simplemente buscaban un nuevo nivel de bienestar y creatividad, sentirse más plenas; personas con adicciones y también trabajé con cartas natales en mi práctica como astrólogo.

En la temática de la enfermedad nuestro campo de experiencia ha sido el cáncer. Sin embargo, nuestro modelo puede extrapolarse hacia otras enfermedades. 

 

Nací en Buenos Aires en 1962. // Junior en Escuela de Ecología Humana, en 1988. // Me recibí de Licenciado en Psicología en la UA JFKennedy en 1992. // Terminé mis estudios de Astrología en Casa XI en 1994. // Curso básico y Sobre el morir y la muerte, ambos de la Foundation for Shamanic Studies, en 1994. // 1er y 2do nivel de Reiki, en 1994 y en 1996. // Seminario de Mindfulness del Dr. Jon Kabat-Zinn, en 2000. // Prácticas de Yoga y Meditación, 1991-2016. // Retiro de VIPASSANA (10 días), en 2017.  // Viajes de aprendizaje: Amazonas 1, en 1986.  Amazonas 2, en 1996. Hopi, en 1996. Maya, en 1996. Huichol, en 1996. // Emprendimiento: Granomadre alimentos concientes, entre los años 2004-2015.